18 de octubre de 2010

El chocolate: normas básicas.

Sí, esta entrada va del chocolate. Y sí, si pudiera lo salvaría en un incendio (leer entrada anterior para entender esto...).

Y es que el chocolate no es cualquier tipo de alimento, es EL alimento, y hay que tener en cuenta que no se puede dejar en cualquier sitio o comer de cualquier manera... Por ejemplo, quién fue el degenerado (no se le puede llamar de otra manera) que decidió que la nocilla se dejaba en la nevera?? No se dio cuenta de que al rato se convierte en un arma arrojadiza indestructible?? Qué pasa cuando el gracioso de turno deja la nocilla en la nevera y llegas tú, con ese croissant perfecto, calentito, que cruje un poquito y todo, y vas a echarle esa nocilla? Pues que pasas de esperar el cielo, a pelearte con Satán en el infierno tratando de arrancar pedazos de chocolate imposible de untar!!!!! Y para ese momento, qué se usa, una cuchara, un cuchillo, un cincel????

Otra cosa que no me gusta del chocolate (bueno, de quienes lo manipulan) es la manía o torpeza a la hora de cortar unas onzas. Vamos a ver, que este tema es serio... las onzas están divididas para que con un golpecito te quedes con las que quieras, sin romper ni más ni menos de las que quieres. Ahí es cuando entra la picaresca del "venga me como solamente una onza, pero ¡anda! se ha roto una y media... vaya... me tendré que comer la media que sobra..."

En fin, el chocolate... ese producto del paraíso, que tan buenos momentos nos ha dado a lo largo de la vida... que tantos cumpleaños nos ha solucionado con esos sandwiches de nocilla (todos sabemos que son los más codiciados, no esos de queso que al final se pegan en el paladar), el producto definitivo, que se puede combinar con casi todo: almendras (mmm), nueces(mmmmmm), fruta (mmmmmmmmmmmm), en fondue, al natural, en helado...

Uno de los recuerdos de mi infancia es la visita a la fábrica de chocolates Valor (en la Vila), apenas me enteré del proceso, no recuerdo el sabor de los bombones que nos dieron a probar; lo que mejor recuerdo es el olor a chocolate en el ambiente, en plan industrial.... maaaaare meua.....

Y los bombones de autor de Valor los habéis probado? Aviso: es una experiencia no apta para adictos... creedme.

9 comentarios:

  1. Jajajajajajajajaja

    No se porque creo que eres `Chocolico´.

    No te juzgaré porque te comprendo... entre tu y yo,no soy tan adicta al chocolate, pero... si lo soy al café *.*

    Con decirte que tengo un tarro de café de grano en el refrigerador SOLO para olerlo cada vez que necesito algo de ahí.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja
    Para la nocilla congelada, tengo la solución: MICROONDAS jajaja
    Has probado a coger una fresa o gajos de naranja o mandarina envolverlos en chocolate liquido y meterlos en la nevera? jejeje....animate....jejeje

    ResponderEliminar
  3. aaron... estas cosas no se pueden escribir... y menos leerlas a las 12 que ya empieza el estomago a protestar... ainsss que casi tenia esto olvidado... snif

    ResponderEliminar
  4. Hola Lizbeth!!! Lo de tener el tarro de café en la nevera solamente para olerlo no es mala idea!! También me encanta el café... jeje como dicen por ahí: el café debe ser negro como la noche, corto como la vida y amargo como el amor (y ahora todos a la vez: oooooooooohhhhhhh que bonitoooooooo).

    Hola Pérfida!!
    No he probado tu idea... pero solo de pensarlo parezco Homer con su famoso aaaahhhhhhhhgggg (mientras miro al techo y se me cae la baba). Por cierto, tus cumpleaños y fiestas familiares tienen que ser una pasada teniendo una empresa de caterings no??

    Hola MoeX!! algo bueno del chocolate es que a esas horas está todavía mejor!!! date el gustazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Querido Coleguita:

    En casa del herrero cuchillo de palo....Mis cumples...de lo mas corriente...sanwich, mediasnoches rellenas de nocilla, patatas fritas,galletas saladas, aceitunas y tarta...como todos los niños y niñas...jejeje (incluyendo hasta mi edad actual).

    bsotes

    ResponderEliminar
  6. Jo Pérfida, molaba más como yo me imaginaba...

    ResponderEliminar
  7. Es la primera vez que me asomo a este blog.
    Has tocado mi vicio inconfesable el chocolate,
    bueno en realidad he de decir que al café también,
    y si es junto pues mejor.
    Un abrazo. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Poetasoez!!! Pues sí, café y chocolate son dos cosas a salvar si se acabara el mundo...

    Vuelve cuando quieras!!

    ResponderEliminar
  9. Oye Aaron King!!
    Actualizaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Un saludo coleguita!!

    ResponderEliminar