28 de junio de 2010

Cómo llegar a Cala Mitjana y no morir en el intento.

Pues una vez he vuelto de Mallorca, creo que puede ser interesante contar las peripecias que pueden hacerse para llegar a una cala preciosa, llamada Cala Mitjana.

Lo primero y más importante es conseguir un mapa de carreteras, de esos de colores (el gps es más aburrido). Para llegar a la cala, se debía pasar por todos los colores posibles, la multicolor (autovía), la roja (nacional), la verde (comarcal) y la blanca (camino de cabras, o peor).

Con nuestro coche alquilado (un Grand Picasso) enfilamos el camino de cabras con la esperanza de llegar a pie de cala, qué ilusos... a unos 300 metros pudimos comprobar que no podíamos siquiera abrir las puertas para salir (aunque siempre quedaba la posibilidad de salir por el maletero...) y ni siquiera podíamos continuar con el coche porque a pesar de ser camino, parecían escaleras naturales de piedra.

Una vez llegamos dando marcha atrás a un lugar seguro, nos dividimos en equipos: el primero, con el objetivo de llegar a la cala con la nevera y ponerla a la sombra (las cervezas son de lo más importante), el segundo equipo, para tratar de dejar el coche y volver andando a la cala, y así aprovechar las cervezas frías llevadas por el primer equipo.

Tras unos 15 minutos andando por caminos erosionados por los torrentes que se forman cuando llueve, bordeando rebaños de cabras y bajo un sol de agosto, llegamos a la cala y... ¡¡¡ sorpresa !!! Una carretera bastante bien conservada la rodeaba, ¿por qué? Pues porque toooooodo lo que rodea la cala pertenece a una familia, siendo la carretera de la propiedad, pero claro, las calas son públicas, por lo que el acceso abierto para los mortales no-ricos se hace a través de nuestro maravilloso camino.

Al menos, el encanto del camino y la cala merecieron, con mucho, la pena.

4 comentarios:

  1. dios mío!!! jajajjaa en esas circunstancias o te cabreas o te mueres de la risa XD Al final mereció la pena sí.

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, eso hicimos, reirnos!! Y también tuve un poco de envidia no te creas...jaja

    ResponderEliminar
  3. Con la falta que me hacen una vacaciones. >.<

    Que envidia.

    Y que conste que yo te envidio a ti y no ha los ricachones con carretera privada.

    ResponderEliminar
  4. Bueno Liz... un poco de envidia a cada uno seguro !!

    ResponderEliminar