28 de enero de 2010

No, no es el aseo de "Saw"

Todo empezó una noche de fin de semana, al principio de nuestra estancia en NYC. Era sábado, y decidimos salir a tomar algo por una de las zonas de bares más importantes de la ciudad: East Village.
Es famosa por haber sido la zona okupa, el barrio de los Ramones, el barrio donde se instaló Madonna, etc.
Tras dar un par de vueltas y tomarnos alguna que otra cerveza, recordamos que, además de ser famoso por todo lo anterior, en este barrio está "El bar coyote", en el cual se inspiró la película.
La imagen en mi cabeza no podía ser mejor, algo parecido al "bar definitivo", lo máximo, con mujeres despampanantes bailando encima de la barra, cantando, una música increíble, bueno, guarreando en general, para qué vamos a andar con rodeos...
Entre las calles 9 y 10, en la 1ra avenida, allí estaba la entrada, algo más cutre que en la película, pero era el bar al fin y al cabo...
Entramos, el portero nos pide los carnés (como en todos los bares) y nos gasta una pequeña broma, la cosa pintaba muy bien.
Hasta que decidimos respirar. Ahí se produjo la primera gran desilusión. Olía a madera podrida mezclada con alcohol, algo así como a bodega muy descuidada...
Bueno, no pasa nada, pensé, aquí no se viene por el olor... disfrutemos del lugar y del ambiente.
Segunda gran desilusión. La media de edad: 45 años. ¿El bigote se ha vuelto a poner de moda? No, simplemente es que esta gente nunca se lo ha quitado...
Uy... que esto no pinta como esperábamos...
Bueno, al menos los sujetadores de todas las tallas y colores (colores que seguro tuvieron en algún momento y que a día de hoy se han desgastado) colgados por todo el local indicarán la calidad (física) de las camareras, o de las espontáneas que suben a bailar a la barra!! Efectivamente, había muchos sujetadores, había camareras bailando en la barra, pero de la calidad (física), por no decir belleza, no había ni rastro.
Qué gran decepción! el cine nos engaña! No cantaban, no bailaban ni siquiera medianamente bien y además eran feas!! Entonces, por qué sobrevive el local? Pues por hacer guarrerías, ni más, ni menos, y además con precios de alta coctelería.
Además los gastos en limpieza son nulos, la foto no es ni más ni menos que el aseo, un hervidero de bacterias y demás microorganismos (y no tan micro).

Todavía no me explico, por qué hemos ido volviendo con cada amigo que ha venido a visitarnos, ah, sí! porque ellos también esperan ver el bar de la película... incautos !!!



9 comentarios:

  1. Debo admitir que las últimas dos veces me lo pasé bien, sería porque veníamos de otro bar y con unas cuantas copas en el cuerpo se ven las cosas de otra forma??? O porque las burradas de las camareras llegaban a tal extremo que era imposible dejar de mirarlas??

    Aún me dan arcadas cuando una de ellas bebió un chupito y se lo escupió en la boca a una pobre cliente incauta que se había subido a la barra a bailar...

    ResponderEliminar
  2. entonces a ese bar hay que ir con 8 chorros de mas en el cuerpo pq recordemos la proporcion de la regla aurea para el alcohol y las mujeres:

    cada copa de alcohol en el cuerpo reduce un 10 % la edad de las mujeres a las que miramos y aumenta un 10 % lo "buena que esta" para nosotros

    entonces veremos a las actrices de la película :P

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo contigo, pero 8 chorros, pongamos que sean cervezas, son a 5 dólares cada una más o menos, serían 40 dólares sin propinas (ponle 1 dólar por cerveza, que es lo mínimo) haría un total de unos 48 dólares para ver a las de la película !!! Depende del estado de ánimo los pagaría o no...jeje

    ResponderEliminar
  4. jajaja me dijo Diego, que cuando hacias fotos en el bar coyote, estaba acojonado, porque pensaba q los porteros te iban a matar.

    Vaya desilusion el bar coyote, en fin donde se ponga un bar de salsa con su marc anthoni..

    un abrazooo muy grande

    ResponderEliminar
  5. Jejeje, es que el bar está forrado de carteles que pone "prohibido fotos y vídeo" y los seguratas son como los hermanos mayores de los seguratas españoles...

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajajajaja Me he reido como no tienes una idea con esta entrada.

    En México la seguridad en los bares y antros es nula. Yo entro a este tipo de lugares desde que tengo 16 años y nunca he tenido problemas.

    Pero eso si, el ambiente es DE CALIDAD. Y más aún en Guadalajara (Mi ciudad queda a hora y media y tambien tiene lugares muy buenos).

    ResponderEliminar
  7. Me alegro Lizbeth!

    En este eso de la calidad no entraba en la política de empresa... y porque no he contado la última vez que estuvimos, pero eso de ver como le arrancan los calzoncillos a un cliente no tiene precio...

    Un saludo.

    ResponderEliminar