26 de abril de 2010

El subconsciente tiene una guasa...

Cuando te despiertas en la fase REM del sueño puedes, a veces durante unos minutos o segundos, recordar aquello que estabas soñando. Soñamos siempre, pero solamente lo recordamos al despertar en esta fase.

Hoy, a las 5 y media de la mañana, la calefacción se ha puesto a pegar martillazos, como si alguien se dedicara a golpear dos maracas metálicas contra una hoya, y me ha permitido descubrir que:
  • Intentar mirar la hora en un reloj de agujas sin luz y con los ojos "pegaos" es algo muy difícil, especialmente si crees que es otra hora diferente a la que estás viendo, que no te crees.
  • Al volver a dormirte mientras siguen tocando las maracas metálicas, puede que tu mente decida jugar a:
    • Hacerte soñar que tu reloj tiene una luz que nunca antes habias descubierto.
    • Hacerte soñar que tu reloj tiene un proyector para poder ver la hora en la pared.
Y justo antes de despertarse por las maracas, Maria estaba soñando que:
  • Su amiga (y mia), abogada (en la vida real), no podia quedar con ella a nuestra vuelta a España porque trabajaba. De acomodadora. En un circo...
Una pena que no todos digamos en voz alta lo que estamos soñando, seria divertidísimo.
Por ahora, solamente lo consigue el Sleep Talkin' Man (en la lista de blogs lateral).

4 comentarios:

  1. cierto! por que yo suelo soñar cada cosa.... :S lo que pasa que no le damos importancia ninguna.

    ResponderEliminar
  2. Yo suelo saber que he soñado algo raro, pero no me acuerdo!!! Es una lástima, creo que debería dejarme una libreta junto a la cama para apuntarlo todo mientras lo recuerdo...

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja dime loca pero yo tengo una libreta junto a la cama porque es cuando se me ocurren las historias, o los cuentos... o simplemente reflexiones o pensamientos.

    De vez en cuando también escribo los sueños que recuerdo... aunque no pasa muy seguido.

    Jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lizbeth!! me estoy planteando seriamente lo de la libreta, hoy María me ha despertado mientras, según ella, intentaba librarse del ataque de un perro... así que creo que hay muchas historias interesantes que seguro se pierden...

    ResponderEliminar